OBESIDAD INFANTIL, LOS RIESGOS

Posted by on Mar 10, 2015 in Blog | 0 comments

OBESIDAD INFANTIL, LOS RIESGOS

Seguramente hemos escuchado hablar sobre la obesidad infantil en el pasado, y aunque a todos se nos suele olvidar rápidamente, éste es un problema que permanece y por desgracia que empeora con el paso del tiempo.

 

Pero, específicamente ¿cuál es el problema de la obesidad infantil? Pérdida de la calidad de vida, así de simple, con esto queremos referirnos tanto al aspecto físico como psicológico. Físico porque estamos comenzando a ver a niños sufrir de enfermedades que antes solo se presentaban en adultos, y peor aún, enfermedades en un estado todavía más grave.

 

 

Especificando las consecuencias de la obesidad infantil, presentamos algunas:

 

  • Si un niño padece obesidad, es más probable que también la padezca siendo adulto.

 

  • Riesgo de padecer diabetes a una edad temprana.

 

  • Riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares (colesterol alto, hipertensión, etc.).

 

  • Problemas en huesos y articulaciones.

 

  • Problemas respiratorios al dormir.

 

  • Baja autoestima.

 

obesidad-infantil

Como podemos ver, estos problemas no son algo que podamos tomarnos a la ligera. Sus causas son multifactoriales, aunque principalmente podríamos decir que se debe al nuevo estilo de vida que llevamos en las grandes ciudades. Personas sedentarias, que dedican una parte de su tiempo cada vez mayor a actividades que requieren poca energía, como la computadora y gran parte a los videojuegos.

 

También el hábito de considerar a la comida chatarra como un premio y no como algo que debamos evitar por ser solo una golosina. Otro tipo de causas que tiene la obesidad infantil son más complicadas: como la herencia genética, el uso de algunos medicamentos y también problemas emocionales que al final resulten en algún trastorno alimenticio.

 

Algunos consejos generales para tratar o evitar la obesidad infantil son los siguientes:

  • Promover la alimentación equilibrada, aumentar el consumo de vegetales, legumbres y cereales.

 

  • Reducir los alimentos ricos en grasas, sustituir las grasas saturadas, como la carne roja y sustituirlos por grasas insaturadas, que contienen algunos tipos de pescado.

 

  • Reducir o sustituir los alimentos ricos en azúcares, como los dulces, refrescos, chocolate con leche.

 

  • Comprar alimentos saludables y asegurarse de que los pequeños puedan tomarlos en cualquier momento.

 

  • Mantener la actividad física, 60 minutos diarios.

 

 

Es necesario modificar nuestros hábitos a consciencia y fomentar una forma saludable de vivir en nuestros hijos. Puede considerarse como un sacrificio al principio pero con el tiempo nos daremos cuenta de que se trata de una grandiosa forma de vida que heredaremos y mejorará su calidad de vida.

 

Recientemente se prohibió la transmisión de publicidad en cine y televisión que anuncie comida chatarra durante horarios para niños. Se trata de un gran paso en materia de salud y también podemos tomarlo como una llamada a la acción.

 

Sin embargo, la mayor influencia eres tu mamá y papá, tus niños aprenden de lo que haces más de lo que dices, de lo que te ven comer y disfrutar a diario, de cuanto te mueves. Los niños poseen ya  suficiente información, necesitan adultos comprometidos y decididos a vivir un estilo de vida saludable con ellos.

 

Si necesitas asesoría personalizada, contáctanos y coméntanos tu caso.

En nuestro taller sobre El Plato del Bien Comer y Nutricampeones al Rescate de la salud, encontrarás estrategias y dinámicas para adoptar un estilo de vida saludables en familia.

 

¡Toma responsabilidad de tus actos y el bienestar de tu familia hoy!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *