EL AZÚCAR EN LA DIETA DE LAS EMBARAZADAS

Posted by on Feb 28, 2013 in Blog | 0 comments

EL AZÚCAR EN LA DIETA DE LAS EMBARAZADAS

El embarazo es una etapa maravillosa. En esta etapa todo el organismo experimenta un montón de cambios pues está generando vida, la  alimentación  de  la  madre es vital para el desarrollo saludable del bebé y su pronta recuperación, por ello es recomendable que te acerques  a un especialista que te asesore y acompañe en el proceso, pues los requerimientos nutricionales irán variando en función al desarrollo de tu bebé.

Los especialistas concuerdan en que una mujer de peso normal suba entre 9 y 12 kilos durante el embarazo; cuando tiene sobrepeso, se recomienda que suba menos (entre 7 y 11.5 kilos) y si tiene obesidad, sólo 7 kilos.

Aún con los problemas de sobrepeso o de obesidad, puedes modificar tus hábitos y empezar a experimentar con un régimen saludable que te beneficie a ti y a tú bebe; sigue leyendo, ya que las recomendaciones te serán útiles.

El primer reto a considerar es nutrirte y escuchar a tu cuerpo cuando manifieste antojos; recuerda, no se trata de comer por dos, ni de incrementar al doble lo que comemos, más bien de ser muy cuidadosas en la calidad nutrimental de los mismos. Aunque no lo creas, tu requerimiento calórico se incrementará apenas en un 15%, lo que significa que necesitas apenas unas 300 kcal extra diariamente.

 

¿QUE COMER?

El Plato del Bien Comer sigue siendo una excelente herramienta en esta etapa, recuerda incluir en cada comida frutas y verduras pues son ricas en vitaminas, agua, fibra y minerales; incluye proteína, presente en productos de origen animal y carbohidratos, contenidos en cereales y tubérculos.

El embarazo es un momento ideal para replantear tus hábitos alimenticios, hacer combinaciones deliciosas y saludables, este es el mejor camino para garantizar además un posparto sin mayores complicaciones, así como una lactancia exitosa.

 

AL COMER TEN PRESENTE…

1. Consumir diariamente alimentos de todos los grupos del Plato del Bien Comer, recuerda que la alimentación variada ayuda a cubrir todas las necesidades de la madre y a propiciar el crecimiento y desarrollo adecuado del bebe. Pregunta a tu ginecólogo por los suplementos alimenticios idóneos para ti.

2. Consume cereales y tubérculos, necesitas energía para todas tus actividades. Incluye carbohidratos simples, sobre todo en las primeras horas del día, el momento idóneo es en el desayuno. Puedes agregar una cucharadita de azúcar a tu té o leche. O bien, hornear pan casero con azúcar mascabado, cereales y frutas. El desayuno equilibrado y suficiente te permite  obtener energía para realizar todas tus actividades.

Si deseas energía de lenta liberación es ideal un plato de avena con fruta fresca y leche de almendras endulzada con una cucharadita de azúcar, este desayuno además te aporta fibra y minerales. Se sugiere el consumo de hasta 8 porciones de alimentos de este grupo.

3. Come de colores, aumenta el consumo de verduras de diferentes colores en las comidas. Rota lo que comes, si diario le das lo mismo a tu organismo, este se satura, deja de aprovechar todos los nutrientes y te hará notar la carencia de vitaminas y/o minerales en forma de cansancio, piel seca, pelo y uñas quebradizas.

4. Consume calcio, presente en la leche, sardina, charales y tortilla de maíz, recuerda que tu bebé está en formación y sus huesos y dientes lo necesitan, además es importante prevenir la descalcificación. Se sugieren por lo menos dos raciones al día de alimentos ricos en calcio y fósforo. Si no te gusta la leche, puedes perfumarla con un poco de canela, hojitas de naranjo o una flor de anís y una cucharadita de azúcar. Evita los estimulantes como el café, sobre todo en la noche.

5. Mide tu consumo de sal, de ser posible retira el salero de tu mesa, ya consumimos bastante sodio en los alimentos procesados, esto evitará que retengas líquidos y sobre todo minimiza el riesgo de alterar tu presión arterial.

Por último, muévete todos los días, la actividad física moderada te beneficia,  ayuda al control del estrés y mejora la circulación. Inténtalo, puedes caminar, trotar, estirarte o nadar.

¡Disfruta, maravíllate todos los días con el milagro de dar vida!

EMBARAZO saludable

Bibliografía

ü  Manual Básico de Nutrición Clínica y Dietética, Hospital Clínico Universitario de Valencia, 2008

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *