BULLYING, EL AGRESOR

Posted by on Dic 8, 2014 in Blog | 0 comments

BULLYING, EL AGRESOR

Como habrás leído en nuestro artículo anterior sobre el bullying o seguirás escuchando sobre este problema social en nuestro país, el bullying parece ser un problema que se está saliendo de control. La solución es tanto más sencilla como arrancar de raíz el problema para disminuir la violencia que ocurre en nuestro país. Y el propósito de esta serie de artículos es ayudarte a solucionarlo, como cualquier problema el primer paso es reconocerlo y estar dispuesto a hacer algo por cambiar la situación. Albert Einstein decía una frase muy cierta “¿Cómo esperas obtener resultados distintos si sigues haciendo lo mismo?”

Analicemos juntos este problema y pongamos en acción la solución. Para comenzar es importante destacar que existen tres factores participantes durante los episodios violentos ocasionados por el bullying. Estos son:

  • El agresor
  • La victima
  • El espectador

Y lo trágico de esto es que todos hemos jugado alguno de estos papeles en este problema y a veces no hacemos conciencia del porque estos niños son así. A continuación déjame platicarte de cómo se hace que un niño se vuelva el antagonista de la historia.

 

“EL MALO”

Primero que nada he de confirmarte que el niño agresor es un niño como cualquier otro que ha crecido bajo el mismo sistema educativo y bajo las mismas condiciones que el promedio de la población, siendo esto un factor poco determinante en la actitud agresiva del niño. Comencemos con esta situación analizándola de afuera hacia adentro.

NUESTRO PAÍS…

¿Qué sucede en México? En nuestro país en los últimos años se ha incrementado el nivel de violencia e inseguridad que existía anteriormente. Por lo tanto todos estamos expuestos constantemente a presenciar eventos de violencia extrema ya sea en la calle o por medio de los medios de comunicación.

El gobierno ha puesto en marcha algunos planes en las escuelas en contra del bullying. El pasado 30 de Abril de 2014 la Cámara de Diputados aprobó sendas reformas a la Ley General de Educación y a la Ley para la Protección de los Derechos de los Niños con la finalidad de reducir y acotar en las escuelas las prácticas de acoso escolar, por unanimidad, con 438 votos, el pleno definió que el gobierno federal deberá desarrollar programas para prevenir, detectar y atender la violencia entre estudiantes, conocida como bullying, y garantizar la protección de los alumnos contra la violencia.

¡Perfecto! El apoyo por parte de nuestro país lo tenemos, pero la solución de esto no está únicamente en los dirigentes, el índice de violencia intrafamiliar en México ha ido aumentando en los últimos años.

EL PAPEL DE LA FAMILIA

Siguiendo algunas corrientes filosóficas sobre el desarrollo y aprendizaje de los niños, el núcleo familiar es de vital importancia para la formación de estos seres humanos ya que ellos aprenderán por medio de la imitación y el reforzamiento diario todas las actitudes que posteriormente formaran parte de su personalidad. De tal forma que podemos deducir que el papel de agresor se ve influenciado en primer instancia por un alto nivel de violencia intrafamiliar. Reforzado por el alto contenido violento que pueda ver en la televisión o en los videojuegos.

Aunado a esto si no se tiene un ambiente familiar tranquilo y estable, estamos creando en el niño un entorno de inseguridad y si a esto aumentamos la presión bajo la que se encuentra por parte de los padres, hermanos o familiares; crearemos una “bomba de tiempo”.

La cual irá creciendo, acumulando dentro emociones negativas, creando a un niño irritable y propenso a encontrar una víctima con quien pueda sacar su frustración, alimentando su ego y falsamente elevando su autoestima con esa falsa sensación de poder que le otorga el evento de agresión.

Desafortunadamente, en cuanto las risas y los aplausos se calmen, volverá esa inseguridad a apoderarse del niño y reincidirá en la agresión contra la misma víctima o buscando otra. Incrementando el nivel de agresividad progresivamente.

 bullyng1

TAMPOCO ES FACIL PARA EL AGRESOR

Para el agresor, el Bullying le dificulta la convivencia con los demás niños, le hace actuar de forma autoritaria y violenta, llegando en muchos casos a convertirse en un delincuente o criminal. Normalmente, el agresor proviene de una familia irritada, impulsiva e intolerante. No saben perder, necesitan imponerse a través del poder, la fuerza y la amenaza, se meten en las discusiones, cogen el material del compañero sin su consentimiento, y exteriorizan constantemente una autoridad exagerada.

Pero basta de malas noticias, existen múltiples factores que como padres de familia podemos controlar y tácticas que podemos llevar a cabo creando seres humanos responsables de sus acciones y capaces de lidiar con sus emociones.

 

PLAN DE ACCIÓN RESCATANDO NIÑOS AGRESIVOS

  1. La actividad física es muy importante para estos niños, mediante el ejercicio ellos lograran sacar esa energía contenida que guardan y los ayudará a competir sanamente. Te recomendamos que busques más información sobre los deportes y actividad física que puede interesar a tus niños en el pilar de ejercítate. Donde encontraras información oportuna que te ayudará a que tu niño libere positivamente esa energía que guarda. Es importante que este deporte permita que el niño sude, se canse, se rete a sí mismo y mueva todo su cuerpo.
  2. Refuerza diariamente valores como el respeto, la tolerancia, el amor, el liderazgo, justicia y aquellos más que consideres importantes, explícale porque son importantes y porque él debe dar el primer paso, seguramente estarás formando un gran líder del futuro.
  3. Platica diariamente con él. Dedícale por lo menos 20 minutos al día, crea un lazo de confianza y pon atención a sus palabras; pregúntale sobre su día, qué piensa de sus compañeros, pregúntale por aquel amigo a quien dejo de hablarle y como podría solucionarlo.
  4. Reconoce sus emociones y ayúdalo a vivirlas y superarlas. Erróneamente hemos vivido bajo diversos mitos y estereotipos que la sociedad nos inculca “Como el que no debemos llorar”. Cuando notes que tu niño esta triste o muy enojado en lugar de decirle no llores o no tienes porque enojarte ayúdalo a que reconozca la emoción que está sintiendo. Posteriormente si notas que se incomoda por que los demás lo observen llévalo a un lugar más intimo y abrázalo para que saque su sentimiento si esta triste abrázalo y permítele que llore y si está enojado déjalo que grite y arroje cojines al suelo.
  5. Una vez que pasa la emoción ayúdalo a ver qué fue lo que provocó que sintiera eso, cómo se siente después de haberlo sacado y qué puede hacer para solucionar la situación.
  6. Y por ultimo lo más importante. Llénalo de amor y cariño, refuerza su autoestima permitiéndole crecer y mejorar, no te olvides de recordarle y aplaudir las cosas que hace bien así como seguramente haces con las que hace mal, es muy importante para los niños el reconocimiento. Demuéstrale que puede mejorar continuamente y que incluso puede ser él mismo quien establezca retos, ayúdale a cumplirlos siendo su fan número uno.

 

 

Agresor

 

Nutre el interior de tus hijos, hereda hábitos saludables y valores. Te invitamos a vivir en familia la alegría del bienestar.

Agradecemos a KARLA ALEJANDRA AGUILERA SORIA por su colaboración en este artículo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *